Featured Posts

Día del Idioma

May 14, 2019

1/4
Please reload

Recent Posts

September 12, 2019

May 14, 2019

April 30, 2019

November 17, 2018

November 15, 2018

November 15, 2018

Please reload

Search By Tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Follow Us
  • Facebook Classic

Devocional - Nuevas oportunidades.

En muchas ocasiones, es necesario ponernos en "los zapatos" de otras personas para comprender diversas situaciones que, a simple vista, resultan contradictorias para nosotros.

 

Para centrarnos en el tema, respondamos a las siguientes preguntas:

 

¿Qué espera un papá o una mamá cuando dan lo mejor para sus hijos? (¿Qué acciones se consideran entre aquellas que representan un esfuerzo a favor del desarrollo de los hijos?) ¿Qué sucede cuando no se obtienen los resultados esperados? (Tristeza, frustración, desánimo, enojo, etc.) Los mismos interrogantes los podemos realizar respecto a los docentes, en la relación con sus estudiantes. De cualquier manera, los sentimientos experimentados en circunstancias adversas no son muy alentadores. Observemos Isaías 42:21. "Jehová se complació por amor de su justicia en magnificar la ley y engrandecerla". ¿Qué significa "engrandecer y magnificar la Ley? ¿Cómo engrandeció y magnificó, el Señor, la Ley?

 

 → Dándola a un pueblo que no era pueblo (1Pedro 2:10)

 → Haciendo grandes señales y prodigios (Hebreos 12:18-21)

 → Haciendo bien al que se acoge a ella (Proverbios 1:33)

 → Dando a la Ley un carácter de protección

 → Haciendo fuerte al pueblo que obedece la Palabra

 → Magnificó la Ley a través del sacrificio de su Hijo en la cruz del Calvario.

 

Es necesario entender que Dios se complació en ellos. (Los padres no se entristecen cuando dan cosas buenas a sus hijos). Dios, el Señor, se deleitó en entregarnos su Palabra. Todo lo hizo con el deseo de ver el mejor producto: hijos caminando en obediencia y santidad.

 

Pese a que el hacedor del Universo espera lo mejor de sus hijos, el versículo 22 de Isaías 42, nos deja ver una situación contraria y caótica: el pueblo de Dios en crisis, porque fue saqueado, pisoteado, atrapado en cavernas, escondido en cárceles y despojado. Esa era la condición del pueblo. ¿Qué lo llevó a tan grande oprobio? Lastimosamente, abandonó su identidad, se mezcló con otros pueblos, aprendió las costumbres de las naciones (Salmo 106:34-36). El pueblo dejó su protección; es decir, dejó la obediencia y el temor a Dios.

 

Refiriéndonos a diversos personajes bíblicos, ¿quiénes estuvieron en cuevas, cavernas o cárceles? ¿qué representó cada lugar de prisión para cada uno? Sean cuales fueren los personajes en los cuales piense, cada uno tuvo su propia experiencia con Dios y para cada uno ese lugar tuvo un significado. 

Pese a que caminamos desde hace algún tiempo con Dios, y que hemos tenido experiencias con Él, es importante observar si alguna área de nuestra vida se encuentra presa, y si es así, tomar de esta situación el mejor provecho, creciendo y madurando en la carrera que Dios nos ha permitido iniciar y continuar. Debemos decidir, por supuesto, salir de toda prisión, ¡lo más pronto posible!

 

A pesar de toda circunstancia de desobediencia, los hijos de Dios, después de haber sido esparcidos y sometidos a terrible cautiverio, fueron alcanzados por la misericordia de Dios, tomados de su exilio y restaurados como su pueblo.

 

Conclusión:

Dios nos da una gran promesa: haremos las mismas cosas y aún mayores que las que hizo el Señor Jesús si creemos en Él, esto es, porque Él vive en nuestro corazón y actúa a través de nuestras vidas.
¡Creamos que Él, a través nuestro, lo hará!

 

Please reload

HORARIOS DE ATENCIÓN

LUNES A VIERNES

7:00 AM -  10:00 AM

1:30 PM - 3:30 PM

DIRECCIÓN

CALLE 131B # 103C - 03

Lagos de Suba - Suba

​Bogotá - Colombia​​​​

SEDE PRINCIPAL

TELÉFONOS Y MAIL

  • Wix Facebook page

6856276 - 6823211

colegiokabod@hotmail.com

2019 © Colegio Cristiano Kabod  

RESOLUCIÓN

110210 de Agosto 17 del 2012